Manipulación miofascial

Manipulación Miofascial

La Manipulación de la Fascia©, es una terapia manual que nace de los estudios anatómicos y de la práctica clínica, durante más de treinta años, del fisioterapeuta italiano Luigi Stecco.

Estudiando la anatomía se observa como el tejido conjuntivo muscular (la fascia profunda en el raquis y el epimisio en los miembros) es una estructura sin solución de continuidad que reviste el músculo y se extiende por su interior vía perimisio y endomisio. Esta continuidad significa que la contracción de cada fibra muscular se propaga por todo el tejido conectivo, ya que existe una vía miofascial de transmisión de estas fuerzas.

La fascia es muy extensa y por tanto sería muy difícil trabajar sobre toda su superficie, la localización de puntos clave o zonas precisas facilita su manipulación y permite que sea más efectivo el tratamiento. El profundo estudio del sistema fascial y todas sus conexiones ha permitido a Luigi Stecco situar estas zonas específicas, denominándolas centros de coordinación y centros de fusión (C.C. y C.F.)

Estos centros coordinan un conjunto de fibras musculares, de diferentes músculos, que mueven una articulación en una misma dirección, esto es llamado Unidad Miofascial (UMF). Cada articulación posee 6 UMF y cada una de ellas controla un movimiento unidireccional en el espacio.
La fascia se mantiene en un estado de tensión basal gracias a las fibras musculares que se insertan en ella . Los receptores y las terminaciones nerviosas libres presentes en este tejido están preparados para percibir cualquier variación de tensión, y por tanto, cualquier movimiento corporal. La alteración de la fascia profunda puede modificar la arquitectura muscular y cambiar sus propiedades, es entonces cuando pueden aparecer gestos descoordinados, aferencias nociceptivas y limitaciones del rango articular.

El tratamiento con Manipulación de la Fascia© pretende restaurar este equilibrio tensional mediante una fricción profunda en el punto de densificación o Centro de Coordinación. Se pretende modificar la estructura del tejido conectivo denso, restaurando su fluidez y elasticidad, para devolver así la movilidad normal a la fascia y la capacidad de deslizamiento entre los distintos elementos miofasciales.